BLOG

Foto(s)

The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D - La hora ha llegado

Hablar de The Legend of Zelda es hablar de una de las sagas más importantes que hay en el mundo de los videojuegos, y con el último Remake para el portátil de Nintendo podemos volver a jugar quince años después a uno de los mejores títulos de la saga. Y para mí, el mejor. 

Este The Legend of Zelda Majora´s Mask podría haber sido el mejor título de la franquicia pero tuvo un grave problema, ya que dos años antes salió el que está considerado el mejor videojuego de la historia, hablamos del The Legend of Zelda Ocarina of Time. Y sí, este Majora's Mask quedará en la memoria de aquel que juegue. Aunque no revolucionó la indústria como lo hizo el anterior, sí aporto muchas cosas que a día de hoy vemos en los juegos actuales.

Sacar a día de hoy un juego de hace quince años y que conserve toda su magia como el primer día ya se puede considerar una obra maestra.

El juego nos lleva a un nuevo mundo, Términa lejos de los parajes de Hyrule donde nos encontramos con un mundo lleno de vida, más oscuro que cualquier otro Zelda y muchas cosas que hacer, pero poco tiempo para abarcarlas todas y esa es la virtud de este Majora´s Mask, el tiempo. Un tiempo que tendremos que jugar con él volviendo al pasado para seguir hacia adelante con nuestra aventura.

Es verdad que tiene menos mazmorras que cualquier otro juego de la saga pero cuenta con un mundo que no para de moverse y suceder eventos, ya que las misiones secundarias son el elemento más importante del juego, gracias a ellas y un diseño sublime en el mundo donde nos encontramos el juego nos brinda horas y horas de diversión. Conocer y ayudar a los habitantes de Términa, conseguir todas y cada una de las máscaras y como no, conseguir todos los corazones, hadas y mejoras de nuestro inventario.

Quince años son muchos y este juego mantiene todo lo del original cambiando pocas cosas, pequeñas mejoras pero que se agradecen y hacen la vida más fácil al jugador.

Este Remake no es simplemente una versión HD del juego original, es un "Remake" con todas las letras. Es verdad que utiliza el motor gráfico del Ocarina of Time 3D, pero se nota la mejora de las nuevas texturas y animaciones de Link, sobretodo cuando está transformado. 

El cuaderno Bomber es una de las mejoras que le vienen perfecto al juego ya que en el original era bastante confuso, otra de las mejoras son las estatuas de guardado de las que tienes dos tipos, una en forma de libro que solamente sirve para guardar la partida y otra en forma de búho que además de guardar sirve como punto de teletransporte. Además, ahora cada vez que vuelves al pasado no se guarda la partida obligatoriamente cosa que en Nintendo 64 era la única forma que tenias de guardar la partida. También ha cambiado alguna que otra ubicación, por ejemplo el banco donde depositábamos las Rupias ahora en el centro de la ciudad o algunas máscaras que cambian totalmente su aspecto. Otro de los cambios notorios han sido los jefes finales de cada mazmorra, donde se ha añadido como punto débil uno de los ojos de la Máscara de Majora´s, incluso uno de ellos cambiando la mecánica del combate para que sea más desafiante que la versión original.

Para acabar hay que decir que la integración con la nueva New 3DS donde el 3D se ve de una forma espectacular y hace que puedas jugar al juego con el 3D activado dado que con las anteriores versiones de la 3DS lo desactivabas,  a no ser que estuvieras viendo una escena en concreto. Hay que sumarle el C Stick que gracias a él tendremos la libertad de mover la cámara a nuestro antojo.

Si hace quince años no jugastéis a este juego ya podéis ir de cabeza a comprarlo, y si hace quince años ya lo disfrutastéis, ahora es el mejor momento para volver a hacerlo.

Para los que creeis que no han habido cambios, hechad un vistazo a esta comparativa:




Autor de la noticia: Eduard Porta